El aumento de la Ciencia y las profecias biblicas

El aumento de la ciencia es una profecía que en toda la historia humana, nuestra generación es la que ha sido capaz de experimentar los avances tecnológicos de mayor relevancia en la historia humana, inclusive nuestros ojos han logrado ver cosas que jamás hubiésemos pensado que fuesen posibles. La ciencia es el término utilizado para definir el conocimiento y los avances que el hombre ha sido capaz de desarrollar, en base al conocimiento y al estudio.

¿Pudo la Biblia predecir el aumento de la ciencia?

Antes de responder esta pregunta, me gustaría comentarte que la Biblia no solamente predijo el avance de la ciencia, más bien la contrasta con el conocimiento de Dios, siendo su conocimiento infinito (Salmos 147:5).

Mientras que el hombre se jacta del conocimiento, debe de recordar que su intelecto es incompleto, no llegando a conocer el momento en el que dejará este mundo (Eclesiastés 9:12).

También debe de recordar, que Dios es capaz de quitarle la sabiduría adquirida, si a Él así le place, haciendo el conocimiento del hombre vano, cómo también puede darle la inteligencia al humilde y al menesteroso de acuerdo a Isaías 44:25.

Los versos bíblicos citados pueden ser un claro ejemplo, del porqué aquellos científicos que abandonaron su manera de pensar para volverse a Dios, han logrado comprender de la forma más sencilla la creación del mundo y varios de sus misterios, mientras que aquellos que se burlan y se olvidaron de Dios, siguen dándole vueltas al mundo para todavía lograr descubrir lo que la Biblia anunció con anticipación desde hace cientos de años atrás, veamos uno de sus ejemplos:

Génesis 2:6-7 nos dice que Dios formó al hombre del polvo de la tierra la cual probablemente estaba humeda ya que en el verso 6 dice que “subía un vapor que regaba la faz de la tierra”.

Entonces el hombre fué creado de una especie de arcilla o barro, comprensiblemente esta contiene más agua que polvo. ¿Cuál es la prueba científica que el cuerpo del hombre vino del polvo de la tierra, como la Biblia dice? El cuerpo humano se compone de materiales y minerales encontrados en la superficie de la tierra, y no en el núcleo de la tierra. El oxígeno, siendo el elemento más abundante en la faz de la tierra o el suelo, constituye el 65 por ciento del cuerpo humano; el carbono, también abundante en la capa superior de la tierra, el 18 por ciento; y el hidrógeno, el 10 por ciento. Todos los 59 elementos encontrados en el cuerpo humano, integran, la corteza terrestre. Esto es asombroso, porque, lo que la Biblia dice, perfectamente concuerda con la composición científica de un cuerpo humano.

Luego de darle un vistazo a la ciencia de Dios, vemos que la Biblia también anticiparía por medio de una profecía bíblica, que la ciencia se aumentaría al fin de los tiempos, tal como lo vemos en Daniel 12:4.

Notemos que a Daniel, se le da la clave de lo que ocurriría en el futuro, ¿Quién podría imaginar que un libro antiguo predeciría el futuro? Sin embargo, no solamente predijo el futuro, sino además nosotros somos capaces de palpar y disfrutar de ese aumento de la ciencia en el mundo, desde computadoras, robots, imágenes tridimensionales, la cura para enfermedades imposibles, casas con sistemas sofisticados, científicos descubriendo partículas perdidas, hombres diseñando atracciones mecánicas o parques de diversiones modernos, edificios que hablan, teléfonos capaces de hacer cosas jamás vistas, vistas de la tierra desde satélites, predicción del tiempo, baños inteligentes, etc. etc. etc…

Todo esto, nos daría una señal que anunciaría el principio del fin, pero mientras que el fin no llegue, a nosotros se nos es permitido disfrutar de estos avances tecnológicos (aunque no todos claro está).

Cuando la Biblia se refiere a sellar el libro, esta palabra viene de sfragizo, y significa seguridad y permanencia, es decir, tiene el sello de Dios como garantía, de que la profecía se cumplirá tal y como fue escrita.

La ciencia aumentará

Ahora si ves a tu alrededor todo lo que la ciencia avanzó, entonces es una señal clara que el tiempo del fin podría haber llegado, aunque aclaro que cuando la Biblia se refiere al tiempo del fin, no está hablando de un cataclismo que sacudirá la Tierra para desaparecerla por completo, está hablando en un término clave, que señala el inicio de varios sucesos bíblicos, para entrar a una etapa que llevará al fin de los tiempos bíblicos, para que se cumplan las profecías selladas en el libro.

En otra parte del mismo verso, vemos que Daniel pregunta y dice que no entendió la visión (Daniel 12:8-9).

Imagino que Dios en ese momento no quería explicarle detalladamente a Daniel, que el hombre viajaría a la Luna casi 2,000 años d. C. que haría girar satélites alrededor de la Tierra, que sería capaz de tomarse su propia orina al convertir la orina en agua, que sería capaz de crear robots, que tendría la capacidad de crear mega computadoras, e incluso desafiar su propia creación al tratar de hacer clones humanos. Aunque hay versos que le describieron algunas cosas de nuestros días a Daniel, pero no todo le fue revelado.

Pero si leemos en Daniel 12:7, nosotros vamos a encontrar una clave bastante impresionante que nos despejará muchas dudas sobre el fin de los tiempos, así que me gustaría citar la parte más importante del verso:

“Por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo”.

Un tiempo equivale a un año nuestro y equivale a 365 días, si súmanos “tiempos” que podría equivaler a dos, estamos hablando de 730 días y ¿cuánto sería la mitad de un tiempo? 184 días, el resultado total es de 1,279 días, un equivalente de 3 años ½, este es el tiempo suficiente para ingresar al periodo llamado la Gran Tribulación.

Significa entonces que el avance de la ciencia, podría estar mostrándonos a nosotros que el “tiempo” que le fue descrito a Daniel, podría estar en el filo de la navaja, puesto que al hacer la suma, y al ver los diversos eventos que están ya ocurriendo en el mundo, no cabe la menor duda de que los tiempos del fin que le fueron mostrados a Daniel, son estos que ahora estamos viviendo.

Además, debemos de reconocer que la ciencia de Dios, que está en su Palabra, también está teniendo una expansión bastante interesante a nivel mundial, hoy en día estamos siendo testigos, de cómo los científicos han estado enfocando su vista en la Biblia, los hechos bíblicos se están viendo con mayor claridad, esto supone que quizás en épocas pasadas, el hombre no veía la Palabra de Dios como ahora.

En la Biblia estamos encontrando muchas cosas futuras, y que han despertado el interés de los mismos científicos en la actualidad, significa entonces que el sello al que se refería el Señor, pudo haber sido abierto, para que nuestros ojos y el mundo, puedan entender con mayor precisión y claridad lo que la Biblia nos está advirtiendo.

¿Cuál será el propósito de Dios al hacer esto? Dios le ha abierto el conocimiento al mundo acerca de su Palabra “para el tiempo del fin”, de esa manera nadie tendrá excusas de que no conoció la verdad bíblica. Y si en dado caso algunos de los hombres aun conociendo su Palabra, persisten en seguir ignorando la existencia de Dios y su conocimiento, ellos al final no tendrán excusas de que nadie les advirtió cuando tengan que enfrentarse a Dios (Apocalipsis 20:12).

Además la expansión del conocimiento de Dios, tiene que ver con la predicación del evangelio para los últimos tiempos. La ciencia de Dios también se está expandiendo a nivel global; Y esto es bueno, porque hay personas que obedecerán a su llamado.

Algunas personas sostienen que ese periodo de tiempo descrito en Daniel “ya se cumplió en el pasado”, sin embargo hacer este tipo de afirmaciones, realmente es ignorar el contexto de la Escritura, porque no podríamos decir que las generaciones pasadas lograron lo que nuestra ciencia moderna ha logrado hasta este momento.

Para terminar, hay una cita bíblica que me apasiona, en donde Dios nos da el discernimiento a todos los hijos de Dios para comprender estos tiempos y el por qué del avance de la ciencia; en Daniel 12:10 el Señor nos enseña que muchos no entenderán estos sucesos, pero los que fuimos lavados por su Sangre, vamos a comprender que la profecía está en curso actualmente.

Aquí está la clave y la señal, todos aquellos que queremos estar preparados para recibir a Cristo en las nubes, somos aquellos que entenderemos los tiempos, sin embargo, los impíos no comprenderán, y tristemente muchos se perderán, pero aquellos que tenemos el conocimiento y la ciencia de Dios, entenderemos a la perfección lo revelado a Daniel. Por esa razón no debemos de menospreciar las profecías de este libro, en Apocalipsis 1:3 se nos alienta, que seremos Bienaventurados los que amamos las palabras proféticas descritas en su bendita y gloriosa Palabra.

NOTA

¿Deseas entonces purificarte y ser emblanquecido como lo dice el libro de Daniel? Entonces esté puede ser un momento precioso para que invites a Jesús a morar en tu corazón, y que te arrepientas de cualquier falta o pecado cometido, ya que solamente Él tiene preparado el plan perfecto para que escapemos de los tiempos que vendrán, y por esa razón nos está dando la última oportunidad para tomar la decisión de seguirle y de amarle, para no ser parte de aquellos hombres y mujeres que procederán impíamente como lo dice su Palabra. Así que preparémonos porque el aumento de la ciencia es algo profético en curso.

Fuente: https://www.google.com/amp/s/laultimageneracion.com/aumento-de-ciencia-profecia/amp/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s